Enlace a contenido
FNA

Aprende a ahorrar, encuentra las noticias más relevantes del sector y amplía tu entendimiento sobre el mundo financiero.

guía completa para cuidar tus finanzas | FNA

La educación financiera puede ser el camino para lograr la estabilidad en tus finanzas. Aquí algunos tips que te harán mejor con el dinero.

Educación financiera: guía completa para cuidar tus finanzas | FNA

​Mucho se habla de dinero en Colombia pero poco de educación financiera. Sin embargo, cuidar las finanzas personales es una garantía para lograr la estabilidad financiera y para ello, la educación es fundamental. Por eso, hoy te damos algunos tips útiles para crecer financieramente y cuidar tu bolsillo.

¿Para qué sirve la educación financiera?

Desde su invención hace miles de años, el dinero ha generado crecimiento en todos los niveles de la población. Hoy en día, es parte de nuestro día a día y, en muchos aspectos, dependemos de él para tener estabilidad.

El constante crecimiento del dinero ha hecho que los productos sean mejores, que los servicios sean más oportunos y que nuestra vida sea más sencilla. Por eso, debemos saber cuándo gastar, cómo hacerlo y por qué. Esas son preguntas que la educación financiera busca responder. Una vez que encontremos esas respuestas, nuestra vida será más balanceada y estable.

De hecho, manejar bien nuestros recursos puede garantizar un mejor futuro, nuevas fuentes de ingreso y la consecución de nuestros proyectos. Esto es clave si tenemos en cuenta que, de acuerdo con Forbes (2021), la educación, de una u otra forma, impacta en nuestro día a día; desde decidir cómo transportarnos, hasta escoger el tipo de empresa que queremos montar.

¿Qué es la educación financiera y cómo está en Colombia?

En palabras simples, la educación financiera es manejar bien y de forma inteligente los recursos que tenemos a la mano para que estos generen más valor. Aunque suene sencillo, esta es una virtud aún escasa en nuestro país.

Uno de los retos más grandes en Colombia es bancarizar a la población: darle acceso al dinero a los más vulnerables, financiar proyectos, construir redes estables de pago, etc. Afortunadamente, según el último informe de inclusión del Banco Mundial, la bancarización adulta en Colombia pasó del 47 % en 2017 al 60 % en el 2021 (Gómez, 2022). Eso significa que vamos mejorando.

Tú, muy posiblemente, ya eres parte del sistema bancario. Por lo tanto, la educación financiera puede ser más sencilla. De cierta forma tienes acceso a tus extractos y puedes saber en minutos cuánto dinero tienes, debes, ahorras o inviertes. Esta información es importante en la medida que te permite tomar decisiones financieras inteligentes mes a mes.

A continuación te compartimos algunos conceptos que te servirán para empezar a cuidar tus finanzas:

Presupuesto

Un presupuesto es la columna vertebral de tus finanzas. Este te dice exactamente cuánto dinero te entra al mes y cuánto gastas. Esa información es útil para planear tu futuro y predecir cuánto te demorarías en conseguir tus objetivos. También, para encontrar huecos por donde se va el dinero.

Ahorros

El ahorro es el dinero que guardas con un fin específico. Por lo general, se conserva después de los gastos fijos. Una buena práctica consiste en ahorrar primero y gastar después. Muchas personas lo hacen al revés y cuando se dan cuenta ya han gastado el dinero en cosas innecesarias.

Necesidades básicas

Tus gastos fijos son aquellos que no se pueden evitar: los servicios públicos, el arriendo, la comida del mes, etc. Estos gastos nunca deberían ser mayores que tus ingresos. Si ese es el caso, puede que sea momento de abaratarlos.

Activos

Los activos son aquellos bienes que suman a tu patrimonio y que te generan más dinero. El ejemplo clásico es el de la vivienda, cuando compras una casa, tienes dos opciones: vivir allí o rentarla; ambas son buenas opciones porque los inmuebles, por lo general, aumentan su valor con el tiempo.

Pasivos

Por su parte, los pasivos representan tus obligaciones financieras: tus deudas. Un tip de educación financiera es nunca endeudarte más del 35 % de tus ingresos netos. Es decir, no deberías pedir créditos que pongan en riesgo tus gastos fijos o tu estabilidad. A eso se le llama capacidad de endeudamiento.

4 consejos para tener una buena educación financiera

1. Manejo de las cuentas de crédito

Endeudarte sin razón no tiene sentido. Sin embargo, contrario a lo que muchos piensan, la deuda a veces es buena y ocasionalmente trae mucho crecimiento económico. Solo hay que saber en qué usarla.

De acuerdo con la consultora Valora Analitik (2022), uno nunca debería endeudarse en gustos o en inversiones a ciegas que son desconocidas. Pero sí vale la pena endeudarse cuando esa plata te va a generar más dinero.

2. Organización del dinero

Tener las cuentas claras es fundamental en la educación financiera. No es necesario que anotes en una libreta cada micro gasto que haces, pero sí que filtres por categorías tus pagos con tarjeta y aproveches la tecnología para saber en qué estás gastando tu dinero. Seguramente tu banco tiene esa opción. En el caso contrario, puedes usar alguna de las tantas apps gratuitas. 

3. Ingresos y egresos

Como lo dijimos antes, el principio fundamental de la educación financiera es evitar gastar más de lo que se gana. Eso incluye meterse en deudas difíciles de pagar o invertir en negocios que no entiendes. Ver de cerca lo que entra y lo que sale te ayudará a tener un mapa general de tu dinero y te dará ideas para usarlo mejor.

4. Ahorra e invierte

La realidad es que es muy difícil cumplir metas sin ahorrar para ello. Por esto nacieron las cuentas de Ahorro Voluntario Contractual – AVC del FNA, que son una forma de manejar bien el dinero. Aquí te comprometes a reservar mes a mes cierto monto de dinero. Así sabrás el día y la hora que podrías cumplir tu objetivo. Ahora, invertir es clave, pues con la inflación de nada sirve ahorrar debajo del colchón.

¿Por dónde empezar en la educación financiera?

En conclusión, siempre hay tiempo para empezar a educarse en el manejo del dinero. Lo primero que se necesita es pertenecer al sistema bancario; lo segundo, realizar un seguimiento constante de tus ingresos y gastos. Ahora, lo tercero es ahorrar y lo cuarto, invertir. Esta fórmula no tiene vigencia y les ha funcionado a muchos que hoy se consideran estables financieramente.

La educación financiera te dará una idea a corto plazo de cómo usar tu dinero. Mientras que a largo plazo te brindará más posibilidades de alcanzar estabilidad financiera. En el FNA tenemos expertos que pueden guiarte en temas de ahorro e inversión. Contáctanos para recibir más información.

Referencias bibliográficas

  • Gómez Villamizar, F. (2022, 29 de junio). Bancarización en Colombia es 60% de población adulta: Banco Mundial. Valora Analitik.
    https://www.valoraanalitik.com/2022/06/29/bancarizacion-en-colombia-60-de-poblacion-adulta/

  • Rosado Jiménez, O. (2021, 29 de noviembre). ¿Por qué es importante la educación financiera? Forbes.
    https://www.forbes.com.mx/por-que-es-importante-la-educacion-financiera/

  • Valora Analitik (2022, 3 de agosto). Tres cosas por las que nunca debería endeudarse.
    https://www.valoraanalitik.com/2022/08/03/tres-cosas-por-las-que-nunca-deberia-endeudarse/

@FNAahorro