Enlace a contenido
25/09/2013

​​“El ahorro nos permite que la familia tenga prosperidad”: afiliada al FNA ​


  • Presidente Arias recuerda caso de señora de 76 años de edad que consiguió vivienda, gracias al acompañamiento financiero que le brindó el FNA. 

  • En entrega de 70 cartas de aprobación, tres afiliados se refieren a la cultura del ahorro. 

 

Foto: Juan Carlos Camacho.

El Presidente Ricardo Arias Mora en compañía de un grupo de felices ahorradores. 

Bogotá, 25 de septiembre de 2013 (FNA). “No importa cuánto ahorrar, lo importante es ahorrar”. “Esto es lo mejor que puede existir para las personas de escasos recursos”.”El ahorro nos permite que la familia tenga prosperidad”.

Estas son algunas frases que pronunciaron tres felices ahorradores del Fondo Nacional del Ahorro (FNA), tras recibir la carta de aprobación para la financiación de vivienda.

En este acto especial que se cumplió en el Centro Nacional del Ahorro y en el cual 70 afiliados recibieron igual número de cartas de aprobación por un valor superior a los 4.126 millones de pesos, el Presidente del FNA, Ricardo Arias Mora, comentó como testimonio de vida el caso de una señora antioqueña de 76 años de edad que logró sus casa propia gracias al ahorro y al acompañamiento financiero que le brindó esta entidad.

Dirigiéndose a los ahorradores beneficiados con las cartas de oferta sostuvo que el ahorro legítimo es un camino digno que no necesita palancas y que la consecución de vivienda nueva, usada, urbana o rural es factible desde los 18 años de edad.

Les recordó a los afiliados que junto a la carta de ofrecimiento de vivienda encuentran también la oportunidad de financiar un programa de estudio a los niveles técnico, tecnológico, universitario, especialización, maestría y doctorado, en universidades de Colombia y del exterior.

Ángel María Castillo, quien trabaja en una finca del municipio de Sasaima y tiene ahorrada sus cesantías hace nueve años en el FNA, dijo que con el acompañamiento financiero ofrecido por la entidad adquirirá su casa propia en esa población cundinamarquesa. “Esto es lo mejor que puede existir para las personas que somos pobres, de escasos recursos”, dijo mientras esbozaba una sonrisa.

Así mismo, Maleny Flórez, natural de Cartago (Valle), y quien hace tres años tiene una cuenta de Ahorro Voluntario Contractual (AVC) en la que consignó sagradamente mes a mes 50 mil pesos, aseguró que comprará su vivienda en la población cundinamarquesa de Funza. ”El ahorro nos permite que la familia tenga prosperidad. Además, el trabajar en casas de familia no me impidió soñar con mi vivienda propia”, manifestó, mientras jugaba con el sobre que contenía la carta de aprobación.

Hace un año, Amanda Romero Galvis se afilió al FNA, luego de escucharle a un familiar el testimonio de que gracias al ahorro que mantuvo en la entidad  hoy cuenta con casa propia. “Esa historia me motivó a ahorrar de manera constante al mes 200 mil pesos y hoy, mire, tengo esta carta que me permite tener mi nuevo hogar. Pienso que  no importa cuánto ahorrar, lo importante es ahorrar”.

De esta manera, la Locomotora de la Vivienda, Construyendo Sociedad, sigue avanzando por el país.


“Todo colombiano debe dar tanto como pueda, todo colombiano debe trabajar tanto como pueda y todo colombiano debe AHORRAR tanto como pueda”

 

COMUNICACIONES 

Ayuda

Te ayudamos a solucionar tus dudas e inquietudes.

¿Necesitas más información ?