Enlace a contenido
08/05/2018

Los bibliotecarios de la paz recorren 200 veredas del posconflicto

  • Con talleres de lectura y escritura, cineforos, uso de nuevas tecnologías y desarrollo de proyectos culturales, un grupo de once bibliotecarios recorren, desde el pasado marzo, 200 veredas del país afectadas por el conflicto.

  • El proyecto de extensión bibliotecaria denominado Bibliotecas Públicas por las veredas y los caminos de la paz, será presentado el próximo nueve (9) de mayo en la Biblioteca Pública de la vereda Conejo, en el municipio de Fonseca (La Guajira).

  • La iniciativa desarrollada por el Ministerio de Cultura, la Biblioteca Nacional de Colombia y el Fondo Nacional del Ahorro (FNA), en las zonas de influencia de las Bibliotecas Públicas Móviles, instaladas en 2017, es una de las acciones del Plan Nacional de Lectura y Escritura; Leer es mi cuento

País, mayo de 2018. Con la misión de llevar el mensaje de las bibliotecas públicas y de la cultura a las poblaciones rurales que han sido afectadas por el conflicto, el Ministerio de Cultura y la Biblioteca Nacional de Colombia, en alianza con el Fondo Nacional del Ahorro, adelantan desde el pasado marzo, el proyecto Bibliotecas Públicas por las veredas y los caminos de la paz.

Un total de once bibliotecarios públicos, son los encargados de recorrer 200 veredas en 13 departamentos del país, llevando actividades de promoción de lectura y escritura, cineforos, talleres de producción de contenidos locales y desarrollo de proyectos culturales con enfoque rural  y en construcción de la paz, logrando la vinculación de las comunidades rurales beneficiadas.

El proyecto corresponde a la segunda fase del programa de Bibliotecas Públicas Móviles 'Leer es mi cuento', que el Ministerio de Cultura y la Biblioteca Nacional de Colombia instalaron en 20 de las 26 veredas que acogieron a los excombatientes de las Farc en su proceso de reincorporación a la vida civil, en el marco del Acuerdo de Paz. En esta oportunidad, el proyecto cuenta con el apoyo del Fondo Nacional del Ahorro, como aliado estratégico, entidad que en el marco de su línea de responsabilidad social, decidió sumar esfuerzos a la edificación de la paz desde los territorios del posconflicto.

De acuerdo con Consuelo Gaitán, directora de la Biblioteca Nacional de Colombia, "en 2017, un grupo élite de 20 bibliotecarios lideró –desde las Bibliotecas Públicas Móviles–un trabajo articulado con diferentes actores comunitarios y gubernamentales que permitió demostrar la importancia de la cultura en el proceso de reconciliación que vive el país. Este año, once de ellos, regresaron a las veredas donde se reincorporan a la vida civil los excombatientes para ejecutar distintas actividades de extensión bibliotecaria y proyectos culturales y comunitarios, demostrando cómo las bibliotecas y la cultura están tejiendo los lazos que la violencia ha roto".

La presentación del proyecto y los resultados alcanzados a la fecha serán dados a conocer el próximo miércoles 9 de mayo en la Biblioteca Pública ubicada en la vereda Conejo, en el municipio de Fonseca, departamento de La Guajira. El evento contará con la presencia de Consuelo Gaitán Gaitán, directora de la Biblioteca Nacional de Colombia; Helmut Barros Peña, presidente del Fondo Nacional del Ahorro; Misael Velásquez, alcalde del municipio de Fonseca, bibliotecarios y miembros de la comunidad. En el evento se hará la presentación de la Escuela de Música Vallenata de la Biblioteca Pública de Conejo.

Sembrando Lectores

Bibliotecas Públicas por las veredas y los caminos de la paz, tiene como una de sus metas la formación de lectores voluntarios en las comunidades beneficiadas. A la fecha, el programa ha logrado formar a 60 lectores voluntarios; personas de las comunidades rurales y  miembros de los Grupos de Amigos de las Bibliotecas, quienes serán los encargados de desarrollar nuevos servicios en las bibliotecas y llevarlos a más veredas. "Buscamos que estos nuevos lectores desarrollen actividades de extensión bibliotecaria y movilicen las maletas viajeras además de continuar llevando los libros y las artes a estos territorios, con el propósito que en esos lugares queden las capacidades para seguir promoviendo la lectura y la cultura como pilares para la construcción de un mejor país", afirmó Henry García, quien coordina el proyecto desde la Biblioteca Nacional de Colombia.

Bibliotecas públicas por las veredas y los caminos de la paz se ejecutará hasta junio de 2018 en veredas de los municipios de Dabeiba, Ituango y Remedios (Antioquia); Arauquita (Arauca); La Montañita y San Vicente del Caguán (Caquetá); Caldono y Miranda (Cauca); La Paz (Cesar); Tierralta (Córdoba); Riosucio (Chocó); San José del Guaviare (Guaviare); Fonseca (La Guajira); La Macarena, Mesetas y Vista Hermosa (Meta); Policarpa y Tumaco (Nariño); Puerto Asís (Putumayo), y Planadas (Tolima).

Sobre las Bibliotecas Públicas Móviles 'Leer es mi cuento'

El principal aporte en materia de cultura en la implementación del Acuerdo de Paz, lo constituyó el proyecto de Bibliotecas Públicas Móviles 'Leer es mi cuento' que, tras una inversión de dos millones de dólares, fueron instaladas en 20 espacios territoriales de capacitación y reincorporación de los excombatientes, generando valiosos procesos comunitarios en las antiguas zonas veredales.

En 2017, el programa llegó a 176 veredas del país y benefició a más de 249 mil personas, entre excombatientes y habitantes de comunidades rurales, impactando favorablemente en la reconstrucción del tejido social. Estos logros fueron evidenciados en la evaluación de impacto del proyecto desarrollada por el Centro Nacional de Consultoría, realizada entre febrero y septiembre de 2017, en la que se comparó cómo cambiaron las veredas beneficiadas en términos de capital social con la llegada de una biblioteca pública.

Puede ver los resultados en el siguiente enlace: https://www.youtube.com/watch?v=ewZUQUqC0hE

Bibliotecas Públicas Móviles 'Leer es mi cuento', es una de las acciones del Plan Nacional de Lectura y Escritura 'Leer es mi cuento' que busca aumentar los índices de lectura en el país. Según resultados de la Encuesta Nacional de Lectura 2017 realizada por el DANE, en las cabeceras municipales, los colombianos leen un promedio de 2,9 libros al año, incrementando la cifra de 1,9 libros leídos para 2012. Así mismo, la población lectora de libros de las cabeceras municipales leyó en el 2017 un promedio de 5,4 libros al año, mientras que en el 2012 esta misma población leía 4,1 libros al año.

Ayuda

Te ayudamos a solucionar tus dudas e inquietudes.

¿Necesitas más información ?